Descubren “araña troglodita” de gran tamaño en cuevas

Un equipo de espeleólogos y arqueólogos aficionados realizó un inusitado descubrimiento en el interior de cuevas situadas en el estado de Oregon, al oeste de Estados Unidos.

Los investigadores hallaron un ejemplar de araña que agrega toda una nueva familia de arácnidos al catálogo de estos invertebrados.

Entomólogos de la Academia de Ciencias de California precisaron que la araña, llamada Trogloraptor (“ladrona de cuevas”), por sus letales pinzas delanteras, muestra características evolutivas tan únicas que no se limitan a representar un nuevo género o especie.

El estudio, publicado en “ZooKeys”, indica que el hallazgo de una nueva familia, previamente desconocida, era algo raro, incluso para arácnidos e insectos.

Depredadores especializados

Las Trogloraptor cuelgan de rudimentarias telas bajo los techos de las cavernas, y miden cerca de 4 cm de ancho cuando sus patas están extendidas.

Sus impresionantes pinzas “sugieren que son feroces depredadores especializados”, aunque los científicos aún no han determinado qué comen ni cómo atacan a sus presas, de acuerdo con la investigación.

Científicos de la Western Cave Conservancy y arqueólogos de la Academia de Ciencias de California comprobaron la presencia de las arañas en cuevas del suroeste de Oregon. Otros equipos de la Universidad estatal de San Diego las encontraron también en viejos bosques de secoyas.

Los bosques en las regiones costeras de Norteamérica, desde California hasta la provincia canadiense de Columbia Británica, son reconocidos por albergar fauna y flora única y antigua, que incluye sapos con cola, castores de montaña y secoyas costeras.

“Que ese peculiar animal, relativamente grande, haya eludido su descubrimiento hasta 2012, sugiere que pueden merodear más en los bosques y cuevas del oeste de América del Norte”, advirtió el estudio.

Descubierta gigantesca grieta en glaciar artico

 

En un sorprendente descubrimiento de la capacidad de organismos superiores para prosperar en condiciones extremas, un grupo de científicos halló una medusa y una criatura parecida a un camarón bajo una gruesa placa de hielo en la Antártida.

Antes, los investigadores consideraban que sólo unos cuantos microbios serían las únicas formas de vida que podrían vivir a casi 183 metros (600 pies) por debajo del hielo, donde no llega la luz. Por ese motivo, un equipo de la NASA quedó sorprendido cuando echó un primer vistazo con una videocámara en las aguas de la parte inferior de una placa de hielo en la Antártida.

En las tomas, una curiosa criatura semejante a un camarón pasó nadando y luego se posó en el cable de la cámara. Los científicos también observaron un tentáculo que a su consideración pertenecía a una medusa de unos 30 centímetros (un pie) de largo.

“Efectuábamos nuestras observaciones con la suposición de que no habría nada ahí”, dijo Robert Bindschadler, investigador de hielos para la NASA. Bindschadler presentará el miércoles los hallazgos iniciales y un video ante un foro de la Unión Geofísica de Estados Unidos. “Había un camarón que uno disfrutaría tener en su plato”.

“Las imágenes nos entusiasmaron”, dijo el experto en referencia a la actuación estelar de la criatura de color naranja y 7,5 centímetros (tres pulgadas) de largo durante dos minutos en el video. Técnicamente no es un camarón. Se trata de la especie Lyssianasid amphipod, la cual tiene un parentezco muy distante con el camarón.

Es posible que el vídeo aliente a los expertos a reformular sus conocimientos en torno a la vida en ambientes extremos. Ante las imágenes de criaturas en actividad a casi 183 metros de profundidad (600 pies), en aguas oscuras y a temperaturas heladas bajo el hielo del Antártida, los científicos reflexionan sobre la posibilidad de que halla vida en otros lugares extremos, como Europa, la luna congelada de Júpiter.

“Los expertos están examinando el equivalente a una gota de agua de una piscina en la que encuentran no una criatura, sino dos, cuando esperaban que no hubiera nada”, dijo el biólogo Stacy Kim, de los Laboratorios Moss Landing Marine, quien se sumó al equipo investigador de la NASA. “No tenemos idea de lo que ocurre allá abajo”. El microbiólogo Cynan Ellis-Evans, del centro de Investigaciones Británicas de la Antártida, calificó de intrigante el descubrimiento de formas de vida bajo la gruesa capa de hielo del continente.

Ellis-Evans consideró posible que las criaturas hubieran llegado desde lugares distantes y no vivan ahí de manera permanente.

 

Nuevo sistema de producción?

Estaba descansando mi mente de este terrible tema de esta guerra injusta y maliciosa cuando pude leer esto,de hace tiempo se comenta que la agricultura ecológica sería más productiva,más bien distribuida ,etc..Pero hay una enorme maquinaria de intereses que entorpecen su desarrollo.

Gustavo Duch
Revista Integral

Desde muchos lugares del planeta están llegando informaciones coincidentes en una misma dirección: parece que se están moviendo piezas para generar un cambio muy drástico en el modelo agrícola actual. Si eso prospera muchas cosas se alterarán, se desorganizarán, pudiendo ser el principio de una revolución en este terreno, mucho más trascendental que aquella llamada ‘revolución verde’. Así que todas aquellas personas que estemos preocupadas por el planeta y su supervivencia –que es la nuestra-, tendremos que estar atentas. Se ruega levanten las antenas y circulen la información que puedan recibir. Más que nunca hemos de saber qué se trama.
Las primeras noticias a las que yo he tenido acceso hablan de una agricultura que produce más comida por hectárea que la agricultura industrial, que tanto nos está alimentado. ¿Será posible aumentar esos índices? Si así fuera, tendríamos un asombroso efecto: podría significar mayor autosuficiencia y mejores ingresos para las familias, pueblos y países que practiquen esta renovada agricultura, lo que llevaría a la ruina o la casi desaparición de las corporaciones de la alimentación. Las pocas y grandes empresas que se han mantenido en los primeros puestos de venta (y control) de las semillas, genética animal, fertilizantes, pesticidas… no podrán competir contra un agricultura que –dicen- es funcional con semillas autóctonas y tradicionales, recuperando y revalorizando razas autóctonas más fuertes y rústicas, que no utiliza química para sus labores y, ¡magia potagia! no depende del petróleo.
Se ha filtrado también que detrás de esta agricultura están las y los pequeños campesinos. Que son ellas y ellos los impulsores, pero como bichos raros que son, no tienen problema alguno en compartir, enseñar y ceder su saber. Es decir, puede ser [y será], el fin de una hegemonía que tiene sedes y poltronas en las universidades, en las escuelas técnicas o en los institutos de investigación.
Algunas prestigiosas organizaciones especializadas en analizar los impactos de la agricultura, pesca, ganadería…en fin, todo el sistema alimentario actual, -de escondidas o disimulando- han analizado esta forma de producir y distribuir alimentos, llegando a dos conclusiones, de nuevo, colosales. Por un lado han corroborado que «mientras el modelo alimentario global actual es responsable de más de la mitad de emisiones de CO2 que asfixian la atmósfera», ésta otra se maneja con métodos y procesos capaces de almacenar más CO2 del que emiten. Vamos, una agricultura, que abre las ventanas y enfría el planeta además de ser mucho más adaptable a los venideros cambios climáticos.
Y por otro, han podido estudiar que al igual que la agricultura industrial o convencional con sus excesos químicos, hormonales y artimañas varías, tiene efectos preocupantes sobre la salud de quienes trabajan con ella y de quienes nos alimentamos de ella, esta agricultura revolucionaría sólo es rica en calidad, frescura y salubridad.
¿Será por todo esto que quieren ocultarla, desprestigiarla y boicotearla? La agroecología, que así se la conoce, sabe de virtudes muy poco apreciadas por el paladar capitalista: reduce el consumo de agroquímicos, conserva y difunde material genético y depende del saber campesino. Nada con lo que enriquecer bolsillos.
Ya lo saben, que corra la voz, y estemos preparados. Nos incumbe.

 

By Corvus

La Cura contra el Cancer existe hace Decadas

Es la llamada vitamina B17, sin embargo casi nadie esta enterado, dado que hay muchos intereses economicos en juego, y dicho sea de paso la medicina es la 3er causa de muerte en el mundo.
La vit. B17 o Laetrile, se encuentra dentro de las semillas de damasco. Leer articulos:

La vitamina B-17, que no es en realidad una vitamina, es también conocida como laetril, amigdalina o nitrilosida, aunque estos compuestos no se refieren a una sola entidad química. Se compone de dos unidades de glucosa (azúcar), una unidad de benzaldehido y una de cianuro, estrechamente ligadas. Estas 2 últimas al estar ligadas dentro de la molécula de B-17, las hace totalmente inerte y sin efecto sobre los tejidos vivos. Al estar en presencia de tejidos sanos donde abunda la enzima rodanasa, esta neutraliza al cianuro y lo transforma en subproductos que resultan en nutrientes benéficos para el organismo a la vez, oxida el benzaldehido y lo convierte en un compuesto no tóxico ‘ácido benzóico’. En sobre-dosis esta substancia puede ser peligrosa. Esta substancia se encuentra naturalmente en las semillas del damasco (albaricoque, chabacano), manzana, uva, sandías, ciertas nueces y, particularmente en las almendras. Se ha propuesto que es eficaz tanto en la prevención como en el tratamiento del cáncer.

Historia y estudios médicos

Quíen la identificó fue el Dr. Ernst T. Krebs en 1950, primeramente probandola en animales y en su propio cuerpo sin encontrar reacciones negativas. Un pueblo del norte de Afganistán, los Hunza, en su dieta consumían las semillas del damasco, y una de sus caracteristicas es que no conocían el cáncer. Esto causo impresión en la comunidad médica, por lo que varios se volcaron al estudio de esta vitamina.

En la época hacia los fines de la década de los años 60 y los comienzos de los 70 del siglo XX hubo gran agitación política-legal en el mundo, principalmente en el estado de California (Estados Unidos) a causa de la prescripción médica de la vitamina B-17, también conocida como Laetril, para el tratamiento del cáncer. En la misma década de los 70 ya se habían publicado, en los EE.UU. más de 26 informes en los que habían estudiado y recetado el Laetril con buenos resultados en el tratamiento del cáncer. A pesar de esto, no existe a la fecha evidencia científica de los supuestos efectos curativos de Laetril. Sin embargo, sí existen estudios clínicos en los que su uso no ha revelado efecto benéfico alguno en la cura del cáncer y casos documentados de pacientes en los que el uso de este compuesto se ha asociado a toxicidad por cianuro. ¿Donde estan esos estudios?

La Medicina Ortomolecular (moléculas correctas) utiliza esta vitamina en los tratamientos contra el cáncer, sin embargo en la Medicina Alopática comúnmente esta restringido el uso de esta sustancia por una posible aparición de toxicidad por el cianuro. El uso del laetril es legal en 24 estados estadounidenses y en otros 17 países como México, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Bélgica y Filipinas.

Laetrile

En 1950 y después de muchos años de estudios científicos, un químico estadounidense llamado Ernest Krebs, Jr. descubrió una nueva vitamina la cual categorizó como la B-17 y la llamó Laetrile.
Después de pocos años y varios estudios, cientos de personas quedaron convencidas de que Krebs había descubierto el método para controlar todo tipo de cáncer sobre esto existe aún más convicción en la actualidad.

En 1950, Ernest Krebs nunca imaginó la conmoción que causaría al comprobarse este gran descubrimiento. Las compañías farmacéuticas multinacionales, al no poder patentar u obtener el derecho exclusivo a la vitamina B-17, lanzaron una campaña con el fin de difamar esta vitamina a pesar de la gran cantidad de evidencia existente que confirma su eficacia en el control y tratamiento de todo tipo de cáncer.

El porqué la medicina ortodoxa ha lanzado la guerra contra este método de medicina alternativa lo explica Edward G. Griffin en su libro World Without Cancer. Griffin argumenta que la respuesta no se encuentra en la ciencia sino en la política, y se basa en la oculta agenda del poder económico de aquellos que dominan la economía de la medicina.

Debido a esto la FDA (Food and Drug Administration) prohibió la venta de vitamina B-17 en los Estados Unidos hace varios años. Aunque su venta es prohibida, no es totalmente ilegal. Las leyes estadounidenses dicen que cualquier hospital que se encuentre suministrando Laetrile corre el peligro de perder toda clase de ayuda por parte del Gobierno, incluyendo la cobertura de todo tipo de seguro otorgado por éste.

Como en los Estados Unidos la mayoría de las ganancias de los hospitales provienen de las compañías de seguros, ningún hospital se arriesga a usar Laetrile (comúnmente conocida como amigdalina). Si algún doctor desea usar Laetrile con sus pacientes, este doctor es obligado a llenar cierta clase de formularios y solicitudes y enviarlas al FDA. Es debido a esto que ningún doctor se arriesga a perder la licencia que le permite desenvolverse en su respetable profesión.

La terapia metabólica con vitamina B-17 solamente es administrada en algunos hospitales en Tijuana, México y Alemania.

La vitamina B-17, comúnmente conocida como amigdalina o Laetrile, es una sustancia completamente natural e inofensiva que se encuentra en varias especies del reino vegetal. La mayor concentración se encuentra en las semillas de las frutas rosáceas, como por ejemplo las semillas del durazno y otras almendras amargas. Hay otras clases de frutas y vegetales que contienen sólo mínimas cantidades de amigdalina y forman parte de nuestra dieta diaria.

Este agente vegetal cuya acción antitumoral se ha conocido por muchos años, y que en los últimos 20 años ha sido comprobada científicamente mediante los estudios dirigidos por el doctor Ernesto Contreras Rodríguez y llevados a cabo en el Centro Médico y Hospital del Mar en Playas de Tijuana, B.C.N. México. Desde 1963 más de 40,000 personas han viajado desde los Estados Unidos buscando el cuidado del doctor Contreras. La compañía productora se basa exclusivamente en ventas a través de Internet .

Fuente original: fuente original del libro “World Without Cancer” por G. Edward Griffin

Falso Informe sobre efectos del B-17

El informe contra el uso de laetrile o vitamina B-17 en el cáncer fué escrito en 1953 por el Presidente de la Comisión del Cancer del California Medical Association, el dr. Ian Mac Donald, y por el secretario de la Comisión, el dr. Henry Garland, junto a otros siete médicos, pero en realidad ninguno de ellos tuvo ningún interés en examinar el laetrile.

Falsificaron los expedientes y mintieron sobre el laetrile, así como también mintieron en otros informes sobre la salud, como el del tabaco, ocultando su verdadero perjuicio.

De este informe falso partió toda la mentira oficial sobre el B-17 y la conspiración del cáncer. Utilizando este informe fraudulento, las agencias gubernamentales rápidamente declararon ilegal el uso del laetrile, que era lo que realmente pretendían.

La medicina “consensuada” de la actualidad sigue tan ciega como en 1953, siguiendo los mismos patrones de terapia basados en los mismos informes falsos. Acusan de arriesgado el uso de B-17 por contener cianuro, pero la única arriesgada es tal afirmación. El laetril tiene 2 unidades de azúcar, una unidad de benzaldehido y una unidad de cianuro, pero este componente dentro del B-17 resulta inerte y sin efecto negativo sobre los tejidos vivos; al contrario, resulta beneficioso para el organismo, y tiene la propiedad de destruir las células cancerosas.

Habitantes de Hunza

En una región remota de la Cordillera Himalaya, cerca de Tibet, China e India, vive el pueblo Hunza, conocido por algunos investigadores médicos por la gran longevidad de sus habitantes, llegando a vivir más de 100 años y más de 120 años, sin que se haya dado nunca hasta ahora ni un solo caso de cáncer.

Los habitantes hunzanos del Himalaya, acostumbrados a vivir en medio de árboles de damasco, consumen de manera normal 200 veces más nitrilosidas que la población de Estados Unidos. La alimentación hunza es muy rica en pepitas de damasco, bayas, frutos y vegetales con abundante vitamina B-17.

Tratamiento

Un tratamiento con B-17 es preferible aplicarlo sobre aquél paciente de cáncer que todavía no haya hecho tratamientos de quimioterapia o de radioterapia. Pero aún soportando estos tratamientos, el B-17 suele imponerse y salir con bastante éxito. Por cuanto que los tratamientos médicos convencionales van desgastando la salud, es vital comenzar cuanto antes el suministro de dosis diaria de B-17 al organismo.

El B-17 no crea ningún tipo de problema al cuerpo sino todo lo contrario, refuerza su defensa, pero no es recomendable aplicar sobredosis grandes, ya que cualquier elemento incluído el oxígeno y el agua, que se utilize en cantidades excesivas, puede resultar perjudicial.

También se puede acompañar la toma de este elemento con otros productos naturales que son anticancerígenos, como la vitamina C y las enzimas pancreáticas, presentes en la piña y en la papaya; la fruta noni, semillas de uva, té, fruta de guanábana, etc…

Por ejemplo, las semillas de damasco se pueden tomar aplicando una dosis aproximada de entre 2 y 5 semillas cada hora. Y en cuanto a la vitamina B-17, también llamada laetril, nitrilosida o amigdalina, soluble en agua, se puede comenzar un tratamiento de choque de 1 pastilla de B-17 por hora durante el primer mes, para reducir después la dosis a 3 pastillas al día. Y ambas cosas se pueden tomar a la vez.

DOCUMENTAL “Un mundo sin Cáncer”

1era Parte

2da Parte

3ra Parte

4ta Parte

5ta Parte

6ta Parte


Otra de transgénicos

La biotecnología y los biotecnólogos ,al servicio de las multinacionales,se puede comprobar aquí,como rascando un poco a los defensores de los transgénicos se ve que tiene intereses, aparte que se reconoce el mal a la salud que hacen.
EL Dr. Séralini GANA EL JUICIO A MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN DE BIOTECNOLOGÍA AGRÍCOLA DE FRANCIA, QUE LO HABÍAN DIFAMADO. 

El profesor Séralini había sufrido una intensa campaña de desprestigio, provocado por su reciente reanálisis de los datos sometidos por Monsanto para obtener autorización en Europa para tres líneas de maíz, MON 863, MON 810, y NK 603, sobre los que la EFSA había dado una opinión favorable. En el artículo publicado, el equipo de investigación del Sr. Séralini concluyó que los datos “indican signos de toxicidad hepática y renal, probablemente debido a los pesticidas específicos a cada tipo de maíz. Además, tampoco se pueden excluir consecuencias metabólicas directas o indirectas de la modificación genética ”

El Dr. Séralini decidió ir a juicio. Creía que los investigadores Cluade Allegre, Axel Kahn y Marc Fellous estaban detrás de la campaña de difamación y de intimidación en Francia, y por este motivo se querelló en las cortes contra Fellous, miembro de la Asociación francesa de Biotecnología Agrícola (AFBV). El Dr.. Séralini argumentó que la campaña había dañado su reputación, reduciendo sus oportunidades de trabajo y las posibilidades de obtener financiación pública para su investigación. Durante el juicio, se reveló que Fellous, que se presentaba a sí mismo como un científico “neutral” poseía patentes a través de una compañía basada en Israel. La compañía vende patentes a muchas corporaciones como Aventis. El abogado de Séralini va demostrado que otros miembros de la AFBV tienen vínculos también con empresas de la agroindustria.

Recordemos que la lista de científicos víctimas de campañas difamatorias por parte de la industria y de algunos biotecnólogos agrícolas es bastante larga: Arpad Pusztai, Ignacio Chapela y David Quist, Judy Carman, Manuela Malatesta, Andres Carrasco y muchos otros

Recordemos también que el Dr. Séralini fue invitado por Somos lo que Sembramos a las Jornadas Internacionales que tuvieron lugar en Barcelona en marzo de 2009, y que fue objeto de difamación por parte de algunos “destacados” biotecnólogos de plantas de nuestro país , así como por el Sr. Albó de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA) (la ACSA ha reconocido recientemente que hay muchos estudios que indican afectaciones sobre la salud de animales de laboratorio por parte de los transgénicos y que algunos, también en relación a “nuestro” MON 810, no han sido evaluados por la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea EFSA). El Sr. Albó aseguró que el Dr.. Séralini no era quien decía ser, y que no había sido asesor del Gobierno de Francia. Aseveraciones vergonzosamente falsas.

Mas sobre la noticia,demostrando que los científicos independientes si quieren, pueden hacer un trabajo para la sociedad

Londres, 26 enero 2011
Mae-Wan Ho

Un científico muy renombrado por su investigación acerca de los riesgos de los transgénicos acaba de ganar un proceso contra asociaciones de biotecnología que habían desencadenado una campaña para desacreditarlo.

Gilles-Eric Séralini, docente de biología molecular en la Universidad de Caen, en Francia y presidente del Consejo Científico de Investigación Independiente en Ingeniería Genética (CRIIGEN), es un investigador de primera línea acerca de los riesgos de los transgénicos. No hay mucha sorpresa que él y su equipo se convirtieran en blanco de una concertada campaña difamatoria en la cual fueron muy activos Monsanto, EFSA (la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Europa), y asociaciones científicas representando la biotecnología en Francia, la Asociaciòn Francesa de Empresas de Biotecnología y el Consejo Superior Francés en Biotecnología.

Este ataque fue gatillado a partir de que el equipo coordinado por Séralini reanalizó escrupulosamente la información que había puesto Monsanto a disposición con motivo de obtener la autorización comercial en Europa de tres líneas de maíz transgénico, MON 863, MON810 y NK603, permisos sobre las cuales la mencionada EFSA había dado su dictamen favorable. El equipo en cuestión publicó sus conclusiones estableciendo que “los datos disponibles revelan toxicidad hepatorrenal, posiblemente a causa de los nuevos pesticidas diseñados específicamente para cada maíz transgénico. Sumado a esto se observan consecuencias metabólicas directa o indirectamente provocadas, para las cuales la modificación genética no puede ser excluida.”

Séralini y sus colegas recibieron un amplio apoyo de científicos y desde la sociedad civil. Pero Séralini se decidió a demandar por calumnias: estaba convencido de que los investigadores Claude Allegre, Axel Kahn y Marc Fellous, estaban manejando desde las sombras la campaña de insidia e intimidación que se desplegaba en Francia y ése fue el motivo por el cual demandó judicialmente a Fellous, miembro pleno de la Asociación Francesa de Empresas de Biotecnología (AFBV). Séralini argumentó que la campaña había dañado su reputaciòn y con ello habían disminuido sus oportunidades laborales y sus posibilidades de obtener fondos para investigación.
El 18 de enero pasado la corte judicial de París dictó sentencia y lo hizo a favor de Séralini, en medio de una sorpresa generalizada.

Durante el juicio salió a luz que Fellous, que se presentaba a sí mismo como un científico “neutral” sin intereses personales en juego y que acusaba a quienes critican u objetan a los productos transgénicos de ser “ideológicos” y “militantes”, en verdad poseía patentes de productos genéticamente modificados, de su propiedad, a través de una empresa con base legal en Israel. Esta compañía le vende patentes a corporaciones transnacionales como Aventis. El abogado de Séralini demostró que varios otros miembros de la AFBV también tienen estrechos vínculos con compañías de agribusiness, con lo cual su pregonada imparcialidad científica y su integridad profesional quedaron muy bajo la lupa.

El juez sentenció a AFBV a una multa de mil euros, a un euro de compensación por reclamo del demandante y a 4000 euros en costas.
Corinne Lepage, presidente de CRIIGEN, estaba entusiasmada con la victoria judicial, sobre todo porque no era muy optimista del resultado luego de la primera sesiòn que habían tenido el 23 de noviembre [info para argentinos en particular y probablemente latinoamericanos en general: del 2010; n. del trad.]. “La vida te da sorpresas: es la primera vez que un alborotador (soplón) [whistleblower] no está a la defensiva sino a la ofensiva.”

Comentando el triunfo judicial, Pete Riley de la organización UK’s GM Freeze [“Congelar” los transgénicos en el Reino Unido; suspenderlos definitivamente] declaró: “Saludamos calurosamente este juicio y estamos encantados con el profesor Séralini. Esperemos que ahora empecemos a ver el fin de este tipo de campañas sucias y vacías que hemos visto en este caso y en otros en la última década, aproximadamente. La libertad de los científicos independientes para desafiar los hallazgos científicos financiados por una industria que procura vender semillas y agroquímicos constituye un elemento vital para cualquier sociedad. La historia de desastres tecnológicos nos dice que la industria y los reguladores estatales son los últimos que reconocen o admiten que hay un problema. Apoyamos plenamente el derecho de Séralini a proseguir sus investigaciones sobre semillas transgénicas y le deseamos más capacidad de decisión.”

El médico Brian John de FM-Free Cymru dijo: “Éste es un desenlace más que gratificante ante un caso que jamás tendría que haberse planteado si los industriales de la biotecncología hubiesen seguido las tradiciones de larga data de respeto a los investigadores y hubiesen aceptado honestos debates con académicos cuyos puntos de vista y hallazgos en la investigación no coinciden con los propios de la industria. Hace ya años que la industria de la biotecnología y sus apologistas han tenido la lengua suelta para calumniar e intimidar a quienes han tenido la temeridad de cuestionar la seguridad de los productos genéticamente modificados… algunos señorones académicos trabajando para la industria biotecnológica se han comportado más como thugs [miembros de una secta de la India, a la que se le atribuyen asesinatos por fanatismo] que como científicos. Su filosofìa ha sido siempre: ‘maten al mensajero’. La lista de víctimas es larga: Arpad Pusztai, Ignacio Chapela y David Quist, Irina Ermakova, Judy Carman, Manuela Malatesta, Andrés Carrasco y muchos otros.

”Felicitamos al profesor Séralini por haber tenido el coraje de mantenerse firme ante la campaña y de haber devuelto el golpe. Esperemos que su triunfo haga que las compañías transnacionales de biotecnología y los reguladores públicos le otorguen a los investigadores independientes el respeto que merecen.”

Y lo más importante, que nuestros reguladores presten mucha atención a los hallazgos de Séralini y de aquellos científicos independientes que alrededor del mundo luchan persistentemente contra la introducción subrepticia de alimentos transgénicos en la gente.

Uso glifosato es un Genocidio, plantea reconocido agronomo

Habla el pediatra que acusa a los agrónomos por el uso glifosato.
Se llama Rodolfo Páramo y en el último encuentro de Pueblos Fumigados les dijo a los agrónomos que eran “unos genocidas”. Lo denunciaron en la justicia pero el pediátra insiste en que “tienen que hacerse cargo de este modelo de destrucción”.

Páramo trabaja en el norte provincial y asegura que ha visto las consecuencia de los agrotóxicos.
Por José Maggi
Una dura polémica entablada entre el médico pediatra de Malabrigo (Santa Fe) Rodolfo Páramo y el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba, encabezados por Ricardo Weiss promete llegar a la justicia. Es que el facultativo quien viene denunciando los efectos del glifosato sobre la salud humana, como malformaciones congénitas calificó a los ingenieros agrónomos que apoyan este modelo productivo como “genocidas hijos de puta”. Comenzó allí un cruce de cartas documento en las que Ricardo Weiss, directivo de la entidad, lo intimaba a ratificar o rectificar estos dichos que habían sido vertidos en el primer Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados realizado a fines de agosto en Córdoba. Muy por el contrario de desdecirse Páramo les recordó que “el Código de Etica del Ingeniero Agrónomo en su Artículo 16 expresa claramente su obligación de: Advertir al cliente errores en que éste pudiere incurrir, relacionados con los trabajos que el profesional proyecte o conduzca”, y no “lavarse las manos” después de extender la receta agronómica, y no controlar “in situ” las aplicaciones de lo que receta, pretendiendo eludir así la responsabilidad que les cabe y obtener impunidad lo que hace deleznable su proceder y cobarde, pretender que el que incurre en tal omisión, negligencia e ilícito son otros actores”, dice la carta de respuesta que ha enviado a través de sus abogados patrocinantes Graciela Cristina Gómez y Mariano Aguilar.
“La polémica explica Páramo comenzó cuando dije que las transnacionales están haciendo desastres en el suelo argentino y dije que los ingenieros agronómos que suscriben este modelo de producción son unos ‘genocidas’. Entonces alguien a quien no conozco se quejó ante el coordinador del Encuentro en Córdoba que era Medardo Avila Vázquez para que ratificara o rectificara esos dichos. Y yo no hice ni una cosa ni la otra. Ahora bien lo que hice fue recordar cuando los ingenieros agrónomos nos decían que no había evidencias científicas sobre las consecuencias de estos agrotóxicos: hoy ya no necesitamos más evidencias porque fueron publicadas a nivel nacional como los estudios de la Universidad de Río Cuarto, los de la Facultad de Medicina de Córdoba, o los de la Universidad Nacional de La Plata sobre los efectos del glifosato sobre los espejos de agua”.
Páramo agrega “la investigación de Andrés Carrasco del Laboratorio de Biología Molecular de la UBA. Le recuerdo su entrevista al secretario académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR, en la que se mostraba contento porque Monsanto les había donado un laboratorio por un valor de medio millón de dólares. ¿Y ahora se ofenden porque digo la verdad? ¿Por qué no suscriben otro modelo productivo entonces? se pregunto.
¿Esta fue al primera vez que hablo de genocidio?
No, la primera vez que hablé fue en noviembre de 2007 en la estancia Santa Elena de Las Heras cuando fui convocado para hablar de glifosato. Entonces pensaron que estaba loco, porque decía que se estaba muriendo cada vez más gente. Los años me dieron la razón. Cuando dije por primera vez lo del genocidio los ingenieros agrónomos, los dueños de veterinarias, que venden agroquímicos me decían que estaba loco porque estaba enloqueciendo a las mamás embarazadas. Yo les pregunté qué sabían ellos lo que provocan estos químicos en la intimidad de cada célula humana, Y los estudios de Seralini, y tantos otros. No quieren ver lo que tienen adelante. Y le creen a Monsanto, cuando siempre mintió, lo hizo toda la vida.
-¿Tuvo la posibilidad de analizar el trabajo de la UNL realizado por orden del juez de San Jorge Tristán Martínez?
Esa es una farsa hacia la justicia, porque no es completo, a pesar de que el rector de la UNL dijo que todos los agroquímicos son venenos no responden y faltan investigaciones críticas que hablen de la toxicidad. Somos uno de los pocos lugares del mundo que usamos productos como el endolsulfán prohibido en 60 países. Aquí usamos herbicidas para matar la soja guacha que vuelve a crecer, así que le tiramos el 2.4.D el agente naranja de la guerra de Vietnam.
¿Cómo es esto?
Monsanto produjo el agente naranja en la guerra de Vietnam, porque creían que los vietnamitas corrían por debajo de las copas de los árboles y desfoliaron todo el bosque. Sin embargo después descubrieron que corrían por túneles subterráneos. Parte de ese herbicida es el 2.4.D y lo usan para matar la soja guacha que crece después de la cosecha, porque se caen accidentalmente porotos de soja.

¿Desde cuando viene haciendo este análisis?

Mire estoy jubilado y jamás acepté las injusticias y la impunidad, y dos años antes de jubilarme, dije todo lo que están haciendo en este momento. Me puedo morir mañana, tengo 70 años, pero pensé en los tataranietos de mi nieto, que vive hoy conmigo, y me pregunté si ellos van a tener la posibilidad de vivir en una tierra sana, como dice la Constitución. Tengo la certeza total, cabal de lo que digo: Este es un modelo destructivo, destruye la vida, la diversidad biológica, no solo la vida humana. Lo dije en el Bolsa de Comercio de Rosario hace unos días, les recordé los documentales de la mariposa Monarca que viaja desde el norte de Estados Unidos a Centroamérica. Ella se alimenta de las flores de un arbusto que estos productores llaman malezas, a la que califican de veneno. Pero si la naturaleza lo puso alli es porque cumple una función, y quien soy yo para destruir lo que la naturaleza puso alli. Si no aprendemos a convivir como dicen los originarios, y esto es parte de la vida de la tierra, nos estamos asesinando completamente- concluyó Páramo.

Para disecar un mamífero

 Pasos para disecar
 1) Primero hay que seleccionar el animal que se va a disecar, este no puede estar descompuesto, es mejor que este fresco.
1) Para sacrificarlo, se utiliza una técnica de asfixia, se hace presión sobre los homoplatos para impedir la respiración. sino se puede sacrificar en una camara de gas o con el método de su preferencia.
1) Luego de sacrificarlo, se hace una pequeña incisión sobre el meato urinario, con ayuda de la canaleta se separa todo el tegumento de la piel sin romper el peritoneo para evitar que se desparramen las vísceras.
1) Después de haber separado el tegumento se procede a sacar las extremidades inferiores, se va separando la piel del muslo y al llegar al tobillo se corta el hueso y se separa la pierna, el mismo procedimiento para la segunda.
1) Para la cola hay que tener mucho cuidado de no romperla. la cola se apoya sobre el dedo pulgar y con ayuda del dedo indice y el corazón se va jalando hacia atrás de manera que se separe del musculo teniendo cuidado al llegar al final de que no se vaya a dar la vuelta.
1) Luego se hace el mismo procedimiento de las patas para las extremidades superiores.
1) Al llegar a la cabeza lo primero que hay que tener en cuenta es las orejas ya que estas deben quedar pegadas a la piel y no al cuerpo, para esto se hace una insicion al rededor de la oreja teniendo cuidado de no romperla y así poder separarla.
1) Luego nos encontramos con los parpados, para separarlos se hace mas o menos igual que con las orejas pero teniendo cuidado de no rompèr el ojo, para evitar reguero.
1) Luego al llegar a la nariz se hace un corte en forma vertical pegado al tabique para separa bien la piel..

Teniendo separada la piel se procede a la preparación:
1) Lo mas importante es impregnar muy bien la parte de adentro de la piel con borax para evitar que se descomponga, hecho esto se deja secar hasta que este mas o menos duro.
1) Se cosen los labios con dos o tres puntadas para evitar que se salga el relleno.
1) Para el relleno se hace un cono de algodón del mismo tamaño del animal y se pone la punta enfrentada con la punta donde estaba la nariz y se empieza a voltear la piel de tal manera que cubra todo el algodón.
1) Luego con alambre ferroniquelado se cortan cuatro trozos para fijar las extremidades, cada uno de ellos se inserta hasta la muñeca y el otro extremo debe llegar al centor donde se hizo la incisión.
1) Para la cola se forra en algodón un trozo de alambre ferroniquelado del mismo tamaño para simular la forma de la misma
1) Luego se cobren todos los extremos de alambre con un trozo de algodón y se sutura.

Para la postura final:

1. En un trozo de carton se sujetan con ayuda de alfileres las extremidades así:
====extremidades anteriores:====
2. Se ponen debajo de la cabeza totalmente rectas.
====extremidades posteriores:====
3. Se ponen totalmente rectas debajo de la cola.
====cola:====
4. Se pone totalmente rectas fijándolas con varios alfileres cruzados para que todo el animal quede recto.

Luego de unos días el animal esta rígido y se pueden quitar los alfileres.

Los invitamos a nuestro foro, donde encontrarán este y más temas.